Loader

5 errores que debes evitar para convertir prospectos en clientes

Prospectos en clientes

Una venta no se consigue de un momento a otro, es un proceso, donde tus prospectos van pasando de una etapa a otra.

Una de las etapas más cruciales en las que se te presenta la oportunidad de convertir a un prospecto en cliente, es la sesión o reunión de venta.

Las reuniones de venta son un desafío, ya que debes saber vender tu producto o servicio, debes mostrar tu habilidad de saber mover a ese interesado a que te vea como la mejor solución e invierta en tu oferta.

 

Este artículo te habla acerca de 5 errores que debes evitar para convertir prospectos en clientes. Aumenta tu posibilidad de éxito y no dejes que los clientes se vayan, por no saber cómo atraerlos:

 

#1. Deja de esforzarte en venderle a quien no es tu cliente

En vez de ponerte a venderle a todo el mundo, debes definir a qué tipo de personas quieres atraer, entre más específico seas, mejor.

Sostener reuniones sólo con clientes ideales o personas que tengan más posibilidades de comprar tu producto y valoran lo que haces porque tu oferta cubre a la perfección su necesidad, hará que aumentes tu porcentaje de conversión de prospectos a clientes; como también, te hará conocer más de las personas que realmente pueden ayudarte a mejorar tus servicios.

Define a tu cliente ideal, esto te permitirá crear un mensaje de marketing más efectivo y atractivo, que atraiga la atención de las personas para quienes deseas y puedas hacer una diferencia.

¿Cómo saber si es tu cliente ideal o no? ¡precalifica! haz que tus prospectos llenen una solicitud o formulario con preguntas concretas que te permitan ver si es tu cliente ideal o no. Esto te ayudará a filtrar a los que sólo buscan saber tu precio, de los que tienen un interés real.

Tener que reunirte con prospectos es una inversión de tiempo y energía, optimízalo y aumenta tu porcentaje de ventas.

 

#2. Deja de comunicarte únicamente por mail o redes sociales

¿Por qué comunicarnos únicamente por mail o redes sociales no es suficiente para convertir prospectos en clientes? Porque para ello, es importante hablar cara a cara o por llamada, ya que tienes la oportunidad de tener una conversación genuina y auténtica que te permite conocer y ahondar más sobre lo que tu cliente necesita.

Como también, tienes más oportunidad de hacer ver tu oferta y producto como una solución a su problema.

 

#3. Evita dar tu precio antes de lo debido

Este punto tiene que ver con el error anterior, en ocasiones es común dar precios o tarifas por mail o redes sociales. ¡Evítalo!, si das tus precios sin tener una sesión de venta o al comienzo de ésta, tu posible cliente no valorará lo que le digas después acerca de tu producto o servicio, ya que constantemente hará una comparación entre cada aspecto mencionado con el precio que le diste y puede tomar una decisión apresurada.

Nosotros creemos que el momento adecuado para hablar de precios, es al final de tu sesión de ventas.

 

#4. Hablas demasiado sobre ti o tu negocio

Durante una sesión de ventas, tú eres un guía en el cual el cliente es el protagonista. Tú debes enfocarte en hacer las preguntas correctas en el momento adecuado, desde un enfoque de consulta.

Por el contrario, en ocasiones nos deshacemos hablando de lo maravilloso que es nuestro producto o servicio, cuando por el contrario “escuchar” es la habilidad estrella en las sesiones de venta.

Evita intentar “convencer” a tus clientes, es mejor ayudarle a tomar una decisión.

Si intentamos convencer, generamos un entorno de presión, que puede generar rechazo por parecer insistentes.

El hecho de que tu posible cliente hable mucho más que tú, no significa que no estás vendiendo o que estás dejando de poner sobre la mesa detalles relevantes, se trata de que tus palabras tengan más calidad.

 

#5. No muestras el valor de tu oferta

El valor de tu oferta radica en lo que conseguirá tu cliente si invierte en ti y lo que perderá de no hacerlo.

Por ejemplo, tendrá más tiempo, mejores ingresos, más salud o más libertad. ¿cómo se sentiría si no resuelve este problema? ¿cuánto dinero está perdiendo por tener este problema?

Si lo que vendes, hasta el momento no lo relacionas a un motivador significativo de compra durante tus sesiones de venta (y en tu marketing), estás dejando de lado la conexión más importante que te llevaría a cerrar la venta.

Si a tu prospecto a cliente se le dificulta comprender cómo es que tu oferta le ayudaría, o entiende su valor pero no ve cómo podría ser para él, debes explicarle qué es lo que vendes y comunicárselo efectivamente.

Esperamos que nuestro artículo sea de utilidad para ti y te ayude a convertir más prospectos en clientes.

¡Gracias por leernos!

 

 

Somos el aliado que todo agente de seguros necesita. Un sistema que te ofrece profesionalismo, seguridad y tecnología.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Back To Top